Metatarsalgia: qué es, síntomas, diagnóstico y tratamiento

Sep 29, 2023 | #DCBLOG | 0 Comentarios

Condición médica que causa dolor en la parte anterior del pie, donde se unen los huesos metatarsianos y las falanges de los dedos.

Dolor en la parte anterior del pie y cómo afrontarlo

Metatarsalgia es una condición médica que causa dolor en la parte anterior del pie, específicamente en el área donde se unen los huesos metatarsianos y las falanges de los dedos. La causa principal de la metatarsalgia es el exceso de presión sobre la zona metatarsiana del pie, que puede ser causado por una variedad de factores, como el uso de zapatos inadecuados, la práctica de deportes de alto impacto o el envejecimiento.

 

Síntomas de la Metatarsalgia

La metatarsalgia es una afección que se caracteriza por dolor en la parte anterior del pie, específicamente en la zona de los metatarsianos (huesos largos que se extienden desde el arco del pie hasta los dedos). Los síntomas más comunes de la metatarsalgia incluyen:

  1. Dolor: El dolor suele ser de tipo punzante o ardor en la zona de la parte anterior del pie, justo debajo de los dedos. El dolor puede empeorar al caminar, correr o saltar.
  2. Sensación de ardor: Se puede sentir una sensación de quemazón en la planta del pie, cerca de los dedos.
  3. Entumecimiento u hormigueo: Puede sentirse entumecimiento u hormigueo en los dedos de los pies.
  4. Inflamación: La zona afectada puede estar hinchada o enrojecida.
  5. Dificultad para caminar: El dolor puede ser lo suficientemente intenso como para dificultar la marcha o el ejercicio físico.

Es importante tener en cuenta que los síntomas pueden variar en intensidad y duración, y pueden aparecer gradualmente o de manera repentina. Si experimenta alguno de estos síntomas, es importante buscar atención médica para un diagnóstico y tratamiento adecuados.

 

Diagnóstico de la Metatarsalgia

El diagnóstico de la metatarsalgia se realiza mediante una evaluación médica completa que incluye una revisión de la historia clínica y una exploración física del pie. Durante la exploración física, el médico puede realizar diversas maniobras, como presionar suavemente la zona afectada o mover los dedos del pie para evaluar la amplitud del movimiento y detectar signos de inflamación o dolor.

Es relevante informar sobre los síntomas, el historial médico y cualquier actividad física o deportiva que pueda haber desencadenado la afección. Esto ayudará al médico a determinar el diagnóstico adecuado y desarrollar un plan de tratamiento individualizado.

Además, el médico puede solicitar una serie de pruebas complementarias, como radiografías, resonancias magnéticas o ecografías para descartar otras patologías que puedan estar causando el dolor en la zona de los metatarsianos.

 

Tratamiento de la Metatarsalgia

El tratamiento de la metatarsalgia depende de la causa subyacente de la afección. En muchos casos, el dolor se puede aliviar mediante la utilización de calzado adecuado, plantillas ortopédicas, ejercicios de estiramiento y fortalecimiento, fisioterapia y medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE). En casos más graves, puede ser necesaria una cirugía para corregir problemas estructurales del pie. Es importante consultar con un médico especialista en pies para obtener un diagnóstico preciso y un plan de tratamiento adecuado. Siempre de cada paciente:

  1. Descanso y hielo: Si la causa de la metatarsalgia es la sobreutilización, el descanso es clave para permitir que la inflamación disminuya. Se puede aplicar hielo durante 15-20 minutos varias veces al día para aliviar el dolor.
  2. Calzado adecuado: El uso de zapatos cómodos y de buen ajuste puede ayudar a aliviar la presión en la zona metatarsal y reducir el dolor. Además, se pueden utilizar plantillas o almohadillas especiales para el arco del pie y la zona metatarsal.
  3. Antiinflamatorios: Los medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) como el ibuprofeno pueden ayudar a reducir la inflamación y el dolor.
  4. Ejercicios de estiramiento: El estiramiento de los músculos y ligamentos del pie puede ayudar a aliviar el dolor y prevenir futuras lesiones. Se pueden realizar ejercicios específicos de estiramiento de la fascia plantar y de los músculos del pie.
  5. Fisioterapia: Un fisioterapeuta puede ayudar a desarrollar un programa de tratamiento específico para la metatarsalgia y proporcionar técnicas de masaje y terapia manual.
  6. Cirugía: En casos graves y persistentes, puede ser necesaria la cirugía para corregir la deformidad o aliviar la presión en la zona metatarsal.

Es importante consultar con un médico o un especialista en pies para determinar la causa subyacente de la metatarsalgia y el mejor tratamiento para cada caso individual.

 

¿Buscas un especialista en metatarsalgia en Madrid o Segovia?

El Dr. Cimas estará encantado de poder ayudarte. Rellena el siguiente formulario para estar en contacto.

6 + 5 =

Más información sobre la metatarsalgia

Entradas relacionadas:
Las pólizas de reembolso en España

Las pólizas de reembolso en España

Las pólizas de reembolso ofrecen libertad para elegir médicos y hospitales, ideal para quienes priorizan flexibilidad y calidad a un coste superior.

Compártelo:

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Pide cita sin compromiso