Artroscopia de hombro

Artroscopia de hombro en Madrid y Segovia

¿Qué es la artroscopia de hombro?

La artroscopia de hombro es un procedimiento quirúrgico utilizado para diagnosticar y tratar problemas en la articulación del hombro. Se realiza utilizando una cámara pequeña llamada artroscopio, que se inserta a través de pequeñas incisiones en la piel.

Indicaciones

La artroscopia de hombro se utiliza para tratar una variedad de afecciones, como:
– Lesiones del manguito de los rotadores
– Inestabilidad del hombro
– Tendinitis o bursitis del hombro
– Lesiones del labrum glenoideo
– Artrosis del hombro
– Adhesiones o tejido cicatricial en la articulación del hombro

Preparación

Antes de la artroscopia de hombro, se realizarán exámenes físicos y pruebas de diagnóstico, como radiografías o resonancias magnéticas, para evaluar la condición del hombro y determinar si la cirugía es necesaria. Se pueden dar instrucciones sobre restricciones dietéticas o medicamentos a suspender antes del procedimiento.

Procedimiento

Durante la artroscopia de hombro, se realizan pequeñas incisiones en la piel para introducir el artroscopio y otros instrumentos quirúrgicos necesarios. El artroscopio transmite imágenes en tiempo real del interior de la articulación del hombro a un monitor, lo que permite al cirujano visualizar y tratar los problemas. Se pueden realizar diferentes procedimientos durante la artroscopia, como reparaciones de tejidos dañados, eliminación de tejido inflamado o suelto, y reconstrucciones de estructuras dañadas.

Postoperatorio

Después de la artroscopia de hombro, se puede aplicar un vendaje o una férula en el hombro para protegerlo y controlar la inflamación. Se pueden recetar medicamentos para el dolor y se brindarán instrucciones sobre cuidados posteriores, como la limpieza de la incisión y el inicio de ejercicios de rehabilitación. Es posible que se requiera fisioterapia para ayudar a restaurar la fuerza y la movilidad del hombro.

Resultados y rehabilitación

Los resultados de la artroscopia de hombro varían según la afección tratada y la respuesta individual al procedimiento. En general, se espera aliviar el dolor, mejorar la función del hombro y restaurar la movilidad. La rehabilitación es esencial para una recuperación completa y puede incluir ejercicios de fortalecimiento, estiramientos y terapia física. El tiempo de recuperación varía según el procedimiento realizado y la gravedad de la afección.

Es importante tener en cuenta que la artroscopia de hombro conlleva riesgos y complicaciones potenciales, como infección, sangrado, lesiones en nervios o vasos sanguíneos, y rigidez persistente del hombro. Es recomendable discutir detalladamente con su médico los beneficios, riesgos y expectativas antes de someterse a la artroscopia de hombro.

Contáctanos sin compromiso:

Localización

Pide cita sin compromiso