Artroscopia de cadera

Artroscopia de cadera en Madrid y Segovia

¿Qué es la artroscopia de cadera?

La artroscopia de cadera es un procedimiento quirúrgico utilizado para diagnosticar y tratar problemas en la articulación de la cadera. Durante la artroscopia, se inserta un instrumento delgado y flexible llamado artroscopio a través de pequeñas incisiones en la piel. Este dispositivo cuenta con una cámara en el extremo, lo que permite al cirujano visualizar el interior de la articulación de la cadera en un monitor.

Indicaciones

La artroscopia de cadera se utiliza para diagnosticar y tratar una variedad de afecciones de la articulación de la cadera, como lesiones del labrum, desgarros del cartílago, inflamación sinovial, enfermedad de la cadera del deportista, osteoartritis leve, entre otros.

Preparación

Antes de la cirugía, es posible que se te solicite realizar pruebas médicas, como análisis de sangre, radiografías o resonancias magnéticas. También es importante informarle al médico acerca de los medicamentos que estás tomando y seguir las indicaciones sobre el ayuno previo a la intervención.

Procedimiento

La artroscopia de cadera se realiza bajo anestesia general o regional. Durante la cirugía, el cirujano realizará pequeñas incisiones en la cadera para introducir el artroscopio y otros instrumentos necesarios. Se insuflará una solución salina para expandir la articulación y mejorar la visualización. A través del artroscopio, el cirujano examinará la articulación y realizará los tratamientos necesarios, como reparación del labrum o remoción de tejido dañado.

Postoperatorio

Después de la artroscopia de cadera, es probable que te lleven a una sala de recuperación donde serás monitoreado hasta que te recuperes de la anestesia. Puedes experimentar dolor, hinchazón y molestias en la cadera durante los primeros días o semanas después de la cirugía. El médico puede recetarte analgésicos y fisioterapia para ayudar en tu recuperación. Es importante seguir las instrucciones del médico sobre el cuidado de la incisión, actividades permitidas y restricciones.

Resultados y rehabilitación

La artroscopia de cadera puede mejorar los síntomas y la función de la articulación en muchos pacientes. Sin embargo, cada caso es diferente y los resultados pueden variar. La rehabilitación es una parte crucial del proceso de recuperación y puede incluir ejercicios de fortalecimiento, estiramientos y fisioterapia. Tu médico te proporcionará pautas específicas para tu caso.

Contáctanos sin compromiso:

Localización

Pide cita sin compromiso